Coach y Empresaria


¿Soñaste alguna vez con tener tu propio negocio? ¿Te gustaría ser tu propio jefe? ¿Quisieras tener tu propio negocio pero no sabes por dónde empezar? Nadie ha dicho que emprender o tener un negocio propio sea  fácil,  sin embargo trae consigo muchas satisfacciones y un sinfín de emociones.

Lo que les voy a compartir a continuación es la historia de como inicié mi negocio propio y cómo esta decisión cambió mi vida para siempre .

El Inicio

Esto de ser empresaria inició en mí desde que era adolescente y es que en casa pude ver y conocer desde cerca cómo mis padres empezaron a generar cada uno su negocio propio.

La que tuvo un éxito rotundo en los negocios fue mi mamá y es que con ella aprendí a negociar, planificar, hacer seguimiento a los clientes, etc.

Los cuestionamientos llegaron  

Pasado el tiempo, empecé a estudiar en la universidad y entré a trabajar en importantes empresas, sin embargo con el pasar de los años y al haber logrado posiciones profesionales importantes a mi corta edad, esto no bastaba para ser 100% feliz.

La Pregunta del Millón   

Mi abuelo era como un padre para mí, y era mi mentor en muchos aspectos de la vida (para los negocios también).Un domingo fui a almorzar a su casa y me hizo una observación que marcó mi vida para siempre, pues me dijo que no era posible que yo nunca tuviera tiempo para nada, la verdad que me llamó la atención su comentario y me explicó lo siguiente:

«El día tiene 24 horas. 8 horas son para trabajar, otras 8 horas para dormir y las 8 restantes son de ocio. ¿Por qué no tienes tiempo?»

La verdad que a raíz de ese comentario mis días no volvieron a ser iguales. A donde iba la escena se repetía en mi cabeza una y otra y otra vez. Conclusión: Él tenía razón.

Llegue al punto de analizar variables y preguntarme qué era lo que realmente me hacía feliz y de qué manera podía canalizar todas mis habilidades con la finalidad de sentirme 1000% satisfecha con el rumbo laboral que había decido construir.

Descubriendo el Mundo del Coaching

Al cabo de un tiempo, descubrí el mundo del coaching. Recuerdo que al revisar el contenido del brochure de la escuela de donde soy egresada, sentí  felicidad en mi interior pues el curso superaba mis expectativas ya que, durante mucho tiempo, estuve buscando una herramienta que me pudiera permitir ser cercana a la gente, liderar personas y motivarlos para que cumplan sus objetivos. Ese día todos mis esfuerzos fueron enfocados a poder convertirme en una Business coach .

El Inicio de los Retos

El mismo año que estudie coaching  fue un año de retos y de bendiciones pues al terminar el curso de especialización, siendo esta una herramienta nueva e innovadora en el mercado peruano, sentía que necesitaba enlazarlo a nivel empresarial con el fin de generar un vínculo más fuerte y darle un sentido y utilidad, así  que siguiendo la misma línea laboral que desempeñaba en aquel momento, decidí seguir un diplomado de especialización en Gestión de Recursos Humanos. Entendí que esta herramienta fortalecería mi trabajo pues el Recurso Humano es el factor más importante en una empresa sin embargo, en muchos casos es el más afectado y menos valorado.

Amor por la Consultoría

Desde hace siete años inicié mi proyecto empresarial donde descubrí que podía ser feliz haciendo consultorías a empresas nacionales y trasnacionales al mismo tiempo dictando talleres y teniendo bajo mi cargo coordinaciones y cursos  en las mejores universidades de mi país.

Mi objetivo  como Business & Life Coach así como Mentora de Negocios  es  poder ayudar a personas y empresas a lograr obtener grandes resultados generando estrategias que permitan gestionar un equilibrio global que les permita alcanzar un nivel de  crecimiento sostenible  y de éxito a largo plazo el cuál será el reflejo del desarrollo de  competencias altamente efectivas que permitan que los usuarios alcancen un mejor nivel de vida, mejores ingresos y sean reconocidos por su calidad. 

Conclusión

Al día de hoy veo atrás en el tiempo y solo me queda agradecerle a Dios y a la vida por esta maravillosa oportunidad de poder crecer y aprender de este camino lleno de retos y de desafíos. También agradezco por las oportunidades laborales pero especialmente por haber conocido personas maravillosas y profesionales excelentes que luchan día a día para ser mejores.